En el verano nos entran las prisas. Las prisas de conseguir el bronceado perfecto en tan solo unos días, y cuantos menos sean, mejor.

El propósito de todas nosotras es lucir un moreno bonito y natural, y si puede ser duradero. Pero como sabemos, las prisas son para los ladrones y los malos toreros. Conseguir un bronceado perfecto no es igual de fácil para todas, ya que, depende de cada tipo de piel y los cuidados que a esta le des.

En definitiva, el bronceado perfecto requiere preparación, y para que se cumpla el propósito de todas nosotras este verano, he aquí un manual con unos sencillos trucos para conseguir el bronceado natural y sano:

  • Prepárate para el sol: Aplica prebronceadores aproximadamente 15 días antes de tu exposición al sol, así activarás la melanina y evitarás futuras quemaduras.
  • Exfolia tu piel: antes de comenzar a tomar el sol quita las células de piel muerta que puedan impedir la absorción de los rayos solares. También son recomendables las mascarillas nutritivas. Si estás cerca de la playa, ¡aprovecha la arena como exfoliante natural!
  • Loción bronceadora: Utiliza una loción bronceadora hidratante, para que tu piel, a la vez que esté expuesta a los rayos solares no sufra ningún daño. Según el tipo de piel, elije el grado de protección solar.
  • Toma el sol de forma paulatina: Es decir, aumenta el tiempo de tu exposición al sol progresivamente.
  • Bebe agua: Es recomendable que tu cuerpo esté hidratado. photo-1466314760659-7a0975a51304
  • Cambia de postura: Es recomendable que gires tu posición cada 20 o 30 minutos, para conseguir el mismo tono en todas las zonas de tu cuerpo, y no producir daños en ninguna de ellas.
  • Cuida tu alimentación: Son recomendables alimentos ricos en caroteno y alfacaroteno, como la zanahoria, el tomate, el melocotón, el brócoli o las verduras de hoja verde en general. Ayudan a prolongar el bronceado, evitan la deshidratación y protegen la piel.
  • Hidrata tu piel: Sin una buena hidratación de tu piel, olvídate de que tu bronceado triunfe. Con la crema hidratante (es recomendable el after-sun) conseguirás un moreno más luminoso, uniforme y natural.
  • Evita medicamentos: Con el premiso siempre de un médico es recomendable suspender la ingesta de anticonceptivos o antibióticos que generen la fotosensibilización de la piel, lo que favorece la aparición de manchas.

Con estos trucos conseguirás el moreno que llevas buscando todo el verano. Pero no olvides ser responsable y conscientes del daño que causa el sol, procura evitarlo entre las 12 y las 16 horas.