Desde que se produjo el “boom” de las redes sociales, sobre todo Instagram, estamos acostumbradas ver a todas las Influencers promocionar productos que aseguran ser realmente buenos, pero ¿te lo aconsejan de verdad o porque obtienen algo a cambio?

Si somos realistas la mayoría de los post de todas estas personas tan influyentes son 100% publicitarios, bien pagados directamente para promocionar el producto (luego tienen que devolverlo) o bien con regalos. Esto convierte lo que parece recomendación personal en publicidad encubierta.

https://www.instagram.com/p/BS5aTtKjPrv/?taken-by=dulceida

Pues bien, esta pregunta está siendo muy polémica en Estados Unidos, de hecho, el máximo organismo de regulación de la publicidad, la Federal Trade Comission, (FTC) está tomando cartas en el asunto. ¿Cómo? Exigiendo a esos bloggers, estrellas y expertos que identifiquen de forma clara esos post promocionales con los hashtag  #ad, #sponsored o #advertisement.

Esta tendencia se ha extendido a otros países como Australia, Reino Unido, Canadá, e incluso en España hay una legislación al respecto: El art. 20 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico obliga a identificar las comunicaciones comerciales realizadas por vía electrónica, así como en nombre de quién o qué se realizan.

La infracción podría alcanzar los 30.000 euros. Si las multas son tan cuantiosas ¿Cómo es posible que sigan ignorando a estos organismos reguladores?  Muy sencillo, porque el dinero que reciben por cada post compensa. Incumplir la ley a la larga podría ser más rentable para ellos que no hacerlo.

Las hermanas Kardashian-Jenner, fueron acusadas de publicidad encubierta y desde entonces identifican de forma disciplinada con el hashtag #ad cada uno que publican. Tienen demasiados seguidores y mueven demasiado dinero para perder credibilidad.

https://www.instagram.com/p/BSJXyFYld29/?taken-by=kimkardashian

Ya no hay carta blanca para este lucrativo negocio y la ley se ha puesto del lado del consumidor. Ahora cuando veas a una bloguera recomendando un producto preguntate: ¿Te lo aconseja de verdad o es publicidad encubierta?

¿Qué opinas?