¿Quieres sorprender a tus invitados con una receta de lo más original y fresquita para este tiempo?  Combina la fruta tropical con el salmón, dándole al sushi un aire caribeño y disfruta de una gran explosión de sabores en tu boca.

INGREDIENTES

  • 6 láminas de alga nori
  • 1 mango maduro
  • 3 tazas de arroz de sushi
  • 200 gramos de salmón fresco
  • 1 cucharada de salsa Sriracha

¡ASÍ DE FÁCIL!

  1. Prepararemos el arroz. Antes de empezar, debemos saber que por cada taza de arroz (más o menos 200 gramos) nos saldrán unos cuatro rollos de maki. A partir de ahí, y del hambre que tengamos, ya podemos hacer nuestros cálculos. El primer paso se basa en el lavado y la cocción del arroz. En el segundo, al arroz se le añade el «sushi-zu», el aderezo a base de azúcar y vinagre que le otorga ese sabor tan característico. Y para finalizar, la tercera fase consiste en atemperar el arroz mediante el abanicado del mismo.
  2. Pelaremos el mango
  3. Cortaremos el mango en lonchas tan finas como podamos.
  4. Usando un cuchillo afilado, cortaremos a contraveta el salmón en láminas de más o menos 2 o 3 milímetros de grosor.
  5. Cortar cada una de las lonchas de salmón para que tengan un centímetro y medio de anchura.
  6. Enrollar el sushi usando el mango, el salmón y una pizca de salsa Sriracha.
  7. ¡Y no te olvides del jengibre, la salsa de soja y el wasabi! ¡Ñam, ñam!