Sabemos que no es recomendable depilarse con cuchilla, pero ¿quién no lo ha hecho alguna vez?

Es tiempo de piscina, playa y dejar a un lado las obligaciones. En verano vamos más a lo loco, y muchas de las veces recurrimos a la cuchilla como una opción fácil y rápida de depilarnos. El único pero de esta depilación es que el pelo crece rápido ya que lo cortamos solo por la mitad de la raíz, y que a algunas personas les crece más fuerte.

Para una buena depilación con cuchilla es recomendable seguir ciertas reglas:

Para comenzar con una depilación perfecta debes exfoliarte la piel, sacarás los restos de piel muerta que puedan impedir tu objetivo con éxito.

Es muy importante que humedezcas tu piel, por ello, es recomendable que pases la máquina mientras te duchas, de esta manera tu piel estará húmeda y así el pelo se vuelve más suave. Especialmente con el agua caliente.

Utiliza una hoja especial para mujer, hace que la piel sufra menos y nos produzcamos menos cortes. Depila tu cuerpo siguiendo la dirección natural del pelo, (nunca al contrario como solemos hacer) y además debes estirar la piel para no cortarte. Excepto en las axilas, que empleamos la máquina de abajo arriba. Hay que tener especial cuidado en las zonas sensibles.

descarga

Cuando termines la depilación es esencial que limpies a fondo tu máquina y la dejes a secar. Si tenemos un buen cuidado de la cuchilla nos producirá menos cortes, y como todo producto bien cuidado, nos durará más.

Apuesta por cremas post depilatorias, como recomendación, ¡los geles aloe vera son geniales!