Paula Urban ha anunciado esta semana su irrupción en el mercado británico con más de cien puntos de venta. La empresa zapatera que nació en Elche en 1999 calza en la actualidad a mujeres de más de 40 países.

“El gran reto de Paula Urban es la gran internacionalización de la marca y ahí es donde estamos poniendo nuestro mayor esfuerzo y el empeño de numerosos artesanos zapateros y agentes distribuidores. El haber entrado en el mercado británico de golpe con más de cien puntos de venta es un espaldarazo para seguir trabajando sobre este objetivo con mayor ahínco”, ha asegurado el director general de la marca, Jaime Urban.

Paula Urban nació en Elche, una de las zonas más importantes dentro del sector zapatero en el mundo, con la firme filosofía de ofrecer a la mujer un calzado de calidad, cómodo y con un diseño innovador y femenino.

Las referencias básicas de esta empresa emprendedora española para diferenciarse de sus competidores en el mundo son: el amor a la materia prima, que consiste en ennoblecer la piel a través de procesos manuales; hacerla cómoda y crear diseños exclusivos de moda.

“La principal diferencia es un zapato único que se diseña y fabrica en nuestras propias instalaciones donde se crean las maquetas, los originales y toda la producción. Se trata de integrar verticalmente todos estos procesos y hacer un seguimiento de ellos para obtener como resultado ‘un auténtico Paula Urban’.”, ha concluido el empresario español.