Lucir un maquillaje perfecto es lo que todas queremos. Para dar en el clavo es necesario un buen maquillaje de ojos. Y no es una tarea fácil para muchas de nosotras. Por ello, vamos a facilitar tu trabajo con este sencillo manual de cómo maquillar tus ojos según su forma. Conseguirás realzar la mirada y hacerla mucho más atractiva.

Lo primero que debes hacer es saber qué tipo de ojo tienes; almendrados (si terminan en punta), rasgados (si sus extremos son alargados), caídos (si el extremo del ojo está hacia abajo) o redondos (si el extremo de estos son achatados).

Después aplica sobre el contorno y el párpado móvil una base del tono de tu piel y comienza a maquillarlos. No olvides poner iluminador en la zona del lacrimal al acabar tu maquillaje.

-Ojos almendrados: Son los ojos que tienen la proporción perfecta. Son completamente simétricos. Se prestan a la versatilidad, prueba cosas nuevas. Para comenzar, aplica una sombra suave en todo el párpado (fijo y móvil). A continuación aplica un color medio en el párpado móvil, resalta con un tono más oscuro la cuenca del ojo (difumina bien las sombras.)

Usa el eye liner desde el interior de ojo al exterior, y acabalo con una delicada punta hacia arriba. Finalmente aplica rímel, peina tus pestañas (sobre todo las de la parte exterior) parecerán más largas y potenciará la forma de tus ojos.

almendrados

– Ojos rasgados: esta forma de ojos no tiene que modificarse sino todo lo contrario, potenciarla. Aplica eye liner líquido  desde el lacrimal con una fina línea que se irá ensanchando a medida que nos acerquemos al exterior (para reforzar la forma). Perfila también las pestañas inferiores, pero esta vez con lápiz negro. Termina con una máscara de pestañas que alargue y de volumen a tus pestañas (evita los grumos.)

hoy-cumple-anos-angelina-jolie-L-0ZuOH8

 

Ojos caídos: Pocas mujeres están satisfechos con ellos ya que pueden resultar algo tristes, cansados o poco llamativos. Por suerte, siempre tenemos al maquillaje para estilizarlos. Tu objetivo es hacer que se vean un poco más largos, que terminen con una punta hacia arriba.  ¡Aférrate al delineador! Pon Eye liner a ras de tus pestañas, solamente desde la mitad hasta el final del ojo, y a continuación dibuja un rabillo con punta hacia arriba. ¡Modificará completamente tu forma!

Delinea también la parte inferior del parpado partiendo desde el mismo punto, al llegar al final del ojo une las dos líneas. Aplica rímel en tus pestañas, sobre toso en la parte exterior. No es recomendable echarse sobra en la cuenca del ojo, puede que se vea más caído tu párpado.

caisdos

– Ojos redondos: escoge tres sobras del mismo tono con distinta intensidad. Aplica la sombra más clara en la zona del párpado móvil para realzar tu mirada, también puedes aplicarla sobre el arco inferior de las pestañas. A continuación es el turno de la sombra intermedia, utilízala a partir de la mitad del párpado móvil y asciende. Y por último la sombra intensa, encargada de profundizar el ojo, para evitar el efecto de ojos saltones. Aplícala como la anterior pero alárgala un poco más, para conseguir un aspecto un poco más rasgado.

Delinea la forma de tus ojos completa con eye liner, termina la línea superior con el rabillo hacia arriba. Difumina bien la línea para mezclarla con la sombra más intensa.

Es importante que no apliques sombras oscuras en la parte superior de los parpados.

ojos redondos