1. Las Islas Cíes son el mayor tesoro de la ría de Vigo, un increíble Parque Nacional Marítimo-Terrestre y uno de los lugares más hermosos del país, de ahí que los romanos les pusieran el nombre de las islas de los dioses. El archipiélago de Cíes consta de tres islas, Monte Agudo, O Faro y San Martiño. Las 2 primeras unidas por un largo arenal llamado la playa de Rodas.

Cíes forma parte del Parque Nacional Illas Atlánticas, un paraíso de playas paradisíacas y aguas cristalinas, con un entorno natural que lo convierten en un observatorio de fauna y flora único.

Para saber más de estas espléndidas islas gallegas visita http://www.turismodevigo.org/es

 

2. Formentera es conocida como el último paraíso del Mediterráneo por haber sabido integrar el turismo con la protección del medio ambiente. Es una isla cuyas playas, aguas cristalinas y clima, la hacen ser una pequeña joya del Mare Nostrum.

Es un lugar tranquilo donde huir del estrés y de la masificación. Se puede disfrutar de la isla paseando en bicicleta o bañándose en su más de 20 km de playas de arena blanca y aguas de transparencia infinita, donde es posible practicar todo tipo de deportes náuticos.

Si quieres saber más de este tesoro Mediterráneo visita http://www.formentera.es/beta

 Resultado de imagen de playas formentera

3. Menorca es uno de los paraísos del Mediterráneo occidental, una perla bañada por un mar apacible y protegida por un clima amable. Cuenta con más de 70 playas, de fina arena blanca en el sur y de rojizos tonos en las más agrestes calas del norte. Su variedad geológica en donde contrastan salvajes acantilados con suaves arenales.

La isla dispone de un entorno privilegiado ideal donde practicar turismo activo. La riqueza de sus parajes naturales, su patrimonio histórico y cultural, y gastronomía hacen posible gran variedad de opciones para descubrir Menorca de una forma activa y aventurera.

Para que puedas seguir conociendo Menorca visita http://www.menorca.es/portal.aspx

 

4. Fuerteventura, un paraíso de las Islas Canarias, es una Isla con más de 150km de playas de arena blanca y aguas turquesas, donde descubrir inmensos paisajes naturales y compartir el carácter abierto de sus gentes.

Si quieres escapar de la rutina, abandonarte en un oasis de sensaciones donde lo primero eres tú. Déjate mimar por el paisaje, por la luz, por el mar y por el aire puro de la isla, benefíciate de las cualidades de su aloe vera, las piedras volcánicas, la envoltura de algas y los masajes.

Fuerteventura es además un lugar privilegiado para la observación de zonas volcánicas, que contiene un variado registro fósil de importancia mundial y cerca de 50 yacimientos paleontológicos de interés.

Si te has quedado con ganas de más, visita http://visitfuerteventura.es/relax-y-salud