Roma al revés es AMOR. Y eso es lo que sentirás al viajar a esta ciudad. Cada uno de sus lugares son mágia y eso es lo que encontrarás en este post. 

Roma es una ciudad llena de arte y de cultura, por lo que es necesario llevar un planning que nos permita poder visitar el mayor número de lugares posible.

Lo primero que debemos hacer es seleccionar el número de días que vamos a estar allí y a partir de ahí elaborar nuestra ruta. Lo más recomendable es ir como poco unos 4 días si es un viaje en pareja. Si es con un grupo, más o menos grande, ed amigos o en familia lo recomendable serán más días.

A continuación, deberéis tener en cuenta el siguiente top ten de lugares imprescindibles que visitar:

  1. La Fontana di Trevi
  2. Coliseo Romano
  3. Panteón de Agripa
  4. Plaza Navona
  5. Plaza de San Pedro
  6. La capilla Sixtina
  7. La Basílica de San Pedro
  8. Plaza de España
  9. Foro Romano
  10. Castillo Sant’Angelo

Después deberas hacer una ruta para ver estos lugares. Todo se puede ver a pie, por lo que re recomendamos que uses las rutas de Google para poder organizarlo. Además, en cada calle y rincón hay arte, por lo que así podrás disfrutar de todos los rincones de la ciudad.

Roma, Vatican, Ciudad, Italia, Tíber

Si es posible compra las entras online ya que ahorras mucho tiempo en colas y en esperas. Ten en cuenta que en el Vaticano pasarás todo un día, sobre todo si compras entradas para ver el museo. Además, los miércoles el Papá da una misa y es una experiencia muy bonita y curiosa, ya seas cristiano o no. Si puedes aprovecha para subir a la cúpula es de las mejores vistas de la ciudad junto a las del Castillo de Sant´t Angelo.

Roma, Coliseo, Italia, Antigüedad, San Pedro

La comida por excelencia es la pasta y aunque vayas unos pocos días y puedas acabar cansado intenta probar toda la que puedas, pues su variedad es espectacular, sobre todo en los restaurantes tradicionales. No debemos olvidar los helados, que vyas en la época que vayas, está obligado degustarlos.

Pasta, Fettuccine, Alimentos

¿Te animas?