Vivimos en un continuo “no me da la vida” en la que necesitamos que cada semana tenga el doble de días y aun así no descansaríamos. Vamos volando por las mil cosas que tenemos que hacer y solo nos estresamos. Así que aquí van algunos consejos para poder reducir el estrés:

Resultado de imagen de leer libro en la cama

Lee antes de irte a dormir. Es necesario que leamos algo totalmente distinto a nuestros problemas o trabajo. Te ayuda a conciliar el sueño, a desconectar de los problemas y a tomar perspectivas de lo que sucede. A mi me encantan las novelas policiacas en las que no sabes quien es el malo hasta el final. ¿Cuáles son tus favoritas?

Baila hasta que te duelan los pies (Al menos metafóricamente) . Lo mejor para desquitarnos de la tensión y el estrés acumulado es bailar. Como ya sabemos tiene múltiples beneficios para nuestra salud y bienestar mental y corporal.

Resultado de imagen de tener sueño de dia

Duerme las horas que necesitas. Tu cuerpo y tu mente te lo van a agradecer. Si puedes descansar más hazlo, porque la falta de sueño repercute negativamente en nuestro organismo, además de generarnos mal humor y estrés.

Apaga el whatsapp una hora antes de irte a la cama. Si quieres acostarte a las 12, a partir de las 11 adiós teléfono. Es un truco para que tu mente desconecte del trabajo, de las personas que quieres (y mejor aún, de las que no aguantas). Si pasa algo realmente importante te vas a enterar y el resto puede esperar hasta mañana. Por mucho que queramos no vamos a cambiar un problema sino estamos descansadas.

Queda con tus amigas. Es necesario que salgas con tus amigas, porque de este modo podrás pasar tiempo con ellas y contarles tus problemas. Te ayudarán a coger perspectiva de lo que te sucede. Así que ya sabes queda un día para desayunar con ellas, tal y como hacían las protagonistas de Sexo en Nueva York.